HUERTISHI

Actualizado: jul 12

Este curso trabajo en el CEIP Nueva Jarilla, en un entorno rural donde la mayoría de las familias se mantienen de la agricultura y la ganadería. Así que me he propuesto convencer mañana mismo (primer día en el centro) al equipo directivo, al cual no conozco ya que de nuevo vuelvo a cambiar de colegio, de la necesidad de tener un Huerto Escolar; tengo el apoyo de al menos tres organizaciones locales que estarían dispuestos a darnos semillas y hasta plantones, además, tengo hasta el 30 de este mes para inscribirme en el Plan ALDEA de los Programas de Innovación Educativa. Un segundo, una reflexión breve: me encanta que un plan que tiene como fin reciclar y crear un huerto escolar, esté considerado un programa de innovación educativa. ¿No es genial?. En fin...presiento que este curso, tendremos Huertishi. ¿Vendrás a regarlo conmigo?


Mucho ha llovido desde ese inicio de curso donde me planteaba cómo convencer a mi equipo directivo nuevo, de mi nuevo centro, ya que soy funcionaria provisional desde 2011, de la necesidad imperiosa de realizar un Huertishi en nuestro centro. ¡Cuál fue mi sorpresa! No tardé ni cinco minutos en exponer cuales eran los motivos por lo que consideraba que tener un Huerto Escolar era algo que nos uniría como claustro, además de que conectaría con el entorno próximo del alumnado, fomentando unos hábitos de alimentación saludable, tan necesaria hoy en día, y propiciando diversos proyectos cuyo nexo de unión podrían ser el Huertishi desde diferentes áreas. Insisto: ni cinco minutos y la respuesta fue sí, pero no solo porque soy muy insistente sino porque mi directora, Lola Jimena, que venía de echar a andar otro huerto escolar en otro centro y que estaba dispuesta a arrimar el hombro en todo momento.


Hago un inciso, ¿no es increíble que haya personas que aun habiendo escalado rangos dentro de la docencia, recuerden lo importante de la educación, lo necesario que es apoyar proyectos para y por el centro aunque eso suponga un trabajo extra? GRACIAS.


Y nos pusimos manos a la obra, había que conseguir más apoyos y en eso Lola es la mejor; pronto hablando con el alcalde de Nueva Jarilla llegaron a un acuerdo de que desde el Ayuntamiento (aun no correspondiendo a éste), se consiguió material y obreros para hacer la obra necesaria para el Huertishi. Hablando con padres y madres, además, conseguimos tierra y arena, en concreto una familia -de la que no hago referencia porque a ella no le gusta- pero desde aquí, una vez más le doy las gracias.

Para que os hagáis una idea, voy a compartiros algunas fotografías de todo el proceso:

Además, quedaba la parte de las instituciones por solicitar, presenté un Proyecto de Innovación por la #JuntadeAndalucía, que corresponde a #ALDEA, en la modalidad B, donde se asocian dos proyectos: huerto escolar y Recapacicla, para éste crearé otra entrada. Además, nos inscribimos en Diputación Gaditana en Huertos Escolares, presentando otro proyecto para la posible dotación de material y recursos, así como la interesante visita a los Huertos de "La Casa se Colores".


Obviamente para guardar todos los apeos del Huertishi, necesitábamos un lugar que estuviera cerca y que tuviera suficiente espacio, y así reorganizamos un espacio del Centro, que pasaría a ser el Cuartishi. Antiguo lugar de trabajo el anterior conserje del centro, que nunca antes se había limpiado. Así que allí estábamos, un sábado cualquiera, Lola -mi directora- y parte su familia, y servidora con la mía, dispuestos a sacar todo lo que había en aquel cuarto, organizar, limpiar, rascar paredes, pintar paredes y volver a meter todo lo que fuera útil de manera ordenada.


¡Hasta le hicimos unas cortinas de tapones! La responsable fue nuestra conserje actual: Super Ana!!


Y lo inauguramos con entrega de llaves y todo.

¡Ella es Lola!


Sí, ya sé que está siendo una entrada muy larga, y prometo que estoy resumiendo pero es complicado. porque sigue. ¡Es un Huerto! ¡Es un proyecto MUUUUUY VIVO!


Os cuento solo un evento más, que ha sido muy reciente, independientemente de que todo lo sembrado está creciendo fuerte y con ganas; pero es que hace un par de semanas tuve la posibilidad de participar en las #CharlasEducativas de Ingrid Mosquera, os dejo el enlace de la Charla y posterior, la presentación utilizada para la misma, la cual ha sido inscrita para AulaDesigual.

https://www.youtube.com/watch?v=iA4j0ztigag&feature=youtu.be


¡Y esto es todo! de momento...


31 de marzo de 2020

Tras dos semanas de confinamiento a consecuencia del coronavirus, la naturaleza sigue su curso, y podemos observar cómo el nivel de contaminación se reduce a pasos agigantados, como si de 30 años estuviéramos hablando. La lectura pues, es que dos semanas parados son suficientes para mejorar nuestro medio ambiente. Y las preguntas necesarias serían: ¿cuánto tardaremos en volver estropearlo? ¿habremos aprendido algo con respecto los valores humanos, sociales y para con el planeta? y entre muchas preguntas que me surgen me quedo con estas dos últimas: cada uno de los aplausos que daremos durante esta cuarentena que será de más de cuarenta días, ¿se corresponderá en una mejora de condiciones laborables para la sanitarios? ¿y cuándo llegará el reconocimiento de la labor que están realizando docentes, familias y alumnado?.

Como afirmo, la naturaleza sigue su curso, y aunque no puedo ir al colegio, sin embargo, nuestra compañera y limpiadora del Centro sí acude al CEIP Nueva Jarilla, así que es ella la que nos hace de corresponsal enviándonos fotos del Huertishi y lo mantiene, junto a la lluvia de estos días.

¡QUÉ NECESARIO ES QUE APRENDAMOS DE ESTA SITUACIÓN!

Si cada centro tuviera un Huerto Escolar, es tanto lo que avanzaríamos en nuestra educación. Y hoy por hoy, si en tu hogar, con tus hij@s, tus sobrin@s e incluso para tí mism@, tuviéramos un huerto en nuestras casas, en arriates, en maceta (macetohuertos), en materiales reutilizados como botes o zapatos viejos... ¡cuánto nos lo agradecería el planeta! ¡cuánto nuestra salud!. Por ello, te ofrezco este artículo publicado en la revista digital Tiching: https://t.co/a91Szd61Cf?amp=1 en el que encontraréis al menos 10 razones para promover un huerto escolar en tu colegio.

Por supuesto, como siempre, me pongo a disposición de cualquier persona, docente o no, que quiera llevar a cabo un huerto, ya sea escolar o casero. ¡Salud!

#huertoescolar #reciclar #medioambiente

DOMINGO 19 DE ABRIL DE 2020-seguimos en cuarentena-

A pocas horas de que se acabe este domingo donde el cielo mandó un agua de primavera para que el Huertishi siga creciendo; hemos recibido la noticia de que nos han dado un reconocimiento nacional de la mano de Aula DesIgual.

¡VIVA! ¡Verás cuando mañana se lo cuente a los niños y niñas y a la familias!.

Durante el confinamiento, como sabéis los docentes no podemos ir a los Centros, así que Ana la conserje del cole y Mari la limpiadora, han hecho un trabajo increíble, han recolectado las lechugas, algunas habas y cebolletas, y luego lo han llevado a la panadería del pueblo (Nueva Jarilla), allí las familias a la misma vez que compraban el pan pues podían llevarse una lechuga por familia a condición de realizar el Masterche Huertishi casero. ¿Qué es? pues un concurso de platos cocinados por los niños y niñas del colegio, en casa, en familia, pero utilizando las hortalizas del huertishi. Luego nos tienen que mandar una foto de su plato y un audio o un vídeo explicando qué han cocinado y si estaba bueno o no.


En la imagen tenéis a Ana y a Mari, a las que quiero darles personalmente un millón de gracias, y también las hortalizas, además os adjunto un plato de habas que ha cocinado un alumno con su abuela:


En palabras de Cristian, alumno de sexto de primaria: maestra, ¡estaban buenísimas!


¡ea! así que ha merecido la pena.

Y ojalá pronto pueda volver yo a trabajar en el cole y en Huertishi.

Seguiremos informando.





Pues continuamos, terminó el confinamiento, comenzó la desescalada y en la segunda fase pudimos ir a los centros, con permiso y precaución para cuidar de los huertos caseros y escolares. Así pues, tocaba remangarse y adecentar el Huertishi. Continuamos llevando las hortalizas a las familias mediante la panadería, pero en esta ocasión fui yo misma, y así, de este modo, poder darle las gracias:



Honestamente, insisto, sino hubiera sido por Ana, Mari, Jorge y Alejandro el panadero, no sé cómo hubiéramos conseguido que las familias y sobre todo, nuestros niños y niñas, tuvieran las hortalizas, así que nuevamente me siento muy agradecida.

Como el alumnado seguía confinado, siempre que podía realizaba fotografías para que supiera cómo de bonito, grande y fuerte estaba su Huertishi, además empecé a introducir mi bitmoji en 3D para hacérselo más atractivo y así fomentar que mantuvieran la alegría aun estando en sus hogares.

Así que las familias y el alumnado seguían trabajando el proyecto MasterChef Huertishi Casero, ya que en cuanto "se corría la voz" en Nueva Jarilla que había hortalizas frescas del Huertishi en la panadería, en poco tiempo, muchos eran los que acudían para conseguir algún producto de la recolecta. De tal modo, que por ejemplo Mireya, tras conseguir un par de tomates y una escarola, me lo hacía saber por medio de Classroom, con muchísima alegría; de igual modo ocurría con otra mamá:


¡Cual fue mi sorpresa! Un día que dejaba en la panadería la recolecta, Alejandro me comunicó que habían dejado algo para mi, ¿PARA MÍ?, pues sí, y ahí es cuando se dice que:

QUIEN SIEMBRA, RECOGE

Pues me habían dejado la planta de un aguacate


Aquí está la foto de cuando llegó a casa, pero hoy en día ha crecido muchísimo. Si el curso próximo me lo permite, este aguacate estará en el colegio, ya que es un aguacate que NACIÓ DURANTE EL CONFINAMIENTO y fue gracias a sembrar amor y respecto por la naturaleza.


121 vistas

©2019 por @AzaharaZayn. Creada con Wix.com